29 sept. 2010

29 S ensaciones

Hoy he recordado aquel día, de un año lejano, cuando aún estudiaba en el instituto y se promovió una Huelga.
Entonces, desde mi visión quizás demasiado inocente, me sorprendió que mis compañeros no fueran a clase, pero tampoco a recorrer las calles con banderas al grito de unos ideales...se fueron al bar...claro!...eso ¿se llama juerga?

Hoy pensaba ¿cuántas personas no irán a trabajar? ¿Y cuántos lo hacen realmente porque creen que no pisando su puesto de trabajo realmente va a cambiar una situación? (que por supuesto creo que hay que intentar vencer)

Casualmente he cogido un libro, tengo que catalogarlo y me asalta otra sensación:
"No importa qué año sea, los '70 (que por cierto están de moda según el Corte In), los '80 (que también es lo más)...da lo mismo porque la gente siempre se quejará de las mismas cosas"



Supongo que al hablar de politica es como los anuncios de detergentes, que cada año nos venden el "más blanco aún!"

- Mire usted...¿más blanco?, entonces, ¿el que vendían hace diez años no lo era?

Ideales!, ideas, creer o no creer..la ropa es blanca, me lo creo! aunque para venderme el producto me mientan!

Qué sensación más extraña cuando al leer la prensa había personas que decían que "su libertad de expresión era la de no permitir a otros que fueran a trabajar"
Y...¿para protestar hay que utilizar la violencia? ¿provocar daños en el mobiliario urbano?

Ah! sí, claro! lo olvidaba...es que así el anuncio tiene más repercusión ("Blanco super blanco")

Me preguntaba, si uno de esos email (perdón, correos electrónicos ; ))que llegan, por ejemplo, con el día de "Ahorrar luz" en el que nos explican que tendríamos que apagar todo una hora al dia; si los "cerebritos" de esa idea fueran a las casas y rompieran los cristales de aquellos que no secundan la propuesta...¿realmente se ahorraría muchísima energía verdad?

Así sí, claro!...es que hay fórmulas que para que "el blanco sea más blanco" tienen que saber venderlas..¿pero a qué precio?




Y ahora, otra sensación, una de esas canciones que no pasan ni cambian de color:

22 sept. 2010

Mucho más que dos!

En la tacita de plata se celebró la que para mi es, la boda más hermosa, emotiva y alegre de cuántas he podido conocer.





En una playa histórica, presidida por el faro de Trafalgar, que si ya todos ellos son poderosos, mucho más este, que actuó como testigo de atardeceres inolvidables, y para una ceremonia que todos guardaremos en la memoria.



Pude ser participe de un acto de amor tan sincero como intenso, tan especial como sublime. Lo recordaré como uno de esos días en los que aprendes una lección, al menos, la que yo quise guardar: poder decir “Te quiero” y hacerlo con el corazón, prendido de cada una de esas palabras declaradas...(¡esa debería ser la máxima de cualquiera que se sienta enamorado!)




Cierro los ojos y veo caras felices, oigo una música de violín en directo, y la brisa del mar… siento aún ese calor, y cómo las palabras dedicadas llegaban a emocionar a los allí presentes.




Me gusta la palabra Enlace, porque los extremos de una misma cuerda se ensamblan, para amarrar, aún más si cabe, sus sentimientos, y haber sido participe de esa unión es uno de los mejores recuerdos que atesoré...
Por sentir ese suelo dorado bajo mis pies, por embriagarme de tanta melodía, por tanto y tanto bueno…





Gracias!

">